CEIP jose bergamin

Nuevo Imparcial.-El colegio público José Bergamín del distrito Fuencarral-El Pardo va a implantar un nuevo modelo educativo el próximo curso cuya metodología lleva el nombre de Proyecto EBI (Educación Básica Interactiva). Se trata de una iniciativa que surge de la reflexión de un grupo de educadores de este centro que perciben en sus clases una distancia cada día mayor entre las necesidades e intereses del alumnado y el profesorado  en el modelo educativo actual. A través de un comunicado remitido desde el propio centro a El Nuevo Imparcial, afirman desde la comunidad educativa que el alumnado “pertenece a una clase social media-baja con escasas expectativas de futuro y un casi inexistente interés por el estudio”. Por ello apuestan por unos medios y atención “diferentes” a los que se están aportando en la actualidad. Igualmente consideran la “obligación” de dotarles de recursos materiales y humanos para asegurar la igualdad de oportunidades que marca la legislación actual. El CEIP José Bergamín está catalogado como Centro de Especial dificultad en el año 2007 y pertenece a la red de centros públicos prioritarios durante los años 2004-2009. Con la puesta en marcha de este nuevo proyecto educativo el próximo curso va a suponer “un cambio radical en la forma de entender la escuela que tenemos en la actualidad”, añade la nota. Para llevar a cabo este proyecto pionero se han dirigido a la Consejería de Educación que ha facilitado recursos materiales, humanos y de formación para hacerlo efectivo. Se sostiene en seis pilares básicos educativos como son la motivación visual a través de las nuevas tecnologías, personalización de la enseñanza de acuerdo al nivel educativo de los alumnos y fomentar una mayor información e implicación de los padres en el proceso educativo a través de una aplicación informática donde las actividades recomendadas se pueden realizar de forma conjunta en sus hogares. Otros aspectos importantes que recoge este proyecto es el papel “protagonista” del alumnado en su aprendizaje quien se organiza su horario y actividades, aumentando así su “autonomía, responsabilidad e implicación en la tarea educativa”. El profesor adquiere un papel secundario y se convierte en supervisor del proceso de aprendizaje logrando asi “aprender a aprender”.  Por último la comunidad educativa quiere dar un “impulso” a este colegio y cambiar la “percepción que se tiene del mismo”, ya que, según afirman , en los últimos años con la masiva vuelta de inmigrantes a sus países de origen y con el aumento de la matrícula de los colegios concertados de la zona, el número de alumnos se ha reducido notablemente. Se trata de un nuevo y efectivo “recurso educativo” que se presentará el próximo 16 de abril a los padres y alumnos en el propio centro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

*