Ganemos propone solicitar al Museo Reina Sofía la cesión temporal de la obra Bombardeo de Colmenar Viejo y las colecciones de dibujos de guerra de Antonio Rodríguez Luna con el fin de realizar una exposición.

Pablo Aldama, concejal de Ganemos Colmenar describe la obra como “expresionista y de vital importancia en la historia de Colmenar Viejo ya que el autor es capaz de imprimir el terror y la impotencia de un pueblo que sufrió el ataque aéreo de las tropas fascistas.”

La obra fue elaborada para la Exposición Universal de París de 1937 y tuvo una gran acogida por parte de público y crítica. El pabellón español fue una muestra de los mejores artistas españoles de la época, que a pesar de estar inmersa en plena Guerra Civil fue capaz de llevar una muestra de sus mejores talentos. El resultado fue un pabellón español vanguardista, innovador y llamativo que terminó convirtiéndose en un hito importante en la historia del arte.

El objetivo de la obra era denunciar las atrocidades que se estaban cometiendo en la contienda española y, al mismo tiempo, mostrarle al mundo que, a pesar de todo, España era un país democrático, moderno, con una cultura de altísimo nivel.

Ahora tenemos la oportunidad de recuperar ese espíritu exhibiendo por primera vez el cuadro de Rodríguez Luna en Colmenar Viejo. Este hito debe servir también para homenajear a las víctimas de este triste capítulo de nuestro pasado. Conviene recordar que durante la Guerra Civil la población de Colmenar Viejo sufrió dos importantes bombardeos a manos de las tropas fascistas. El primero fue el llamado “bombardeo de noche”, el 21 de julio de 1937 Colmenar Viejo, se convirtió en un horror de fuego, ruinas, muerte y destrucción. Los pilotos alemanes arrojaron bombas incendiarias y, posteriormente, ametrallaron a la población. El segundo bombardeo fue el llamado “bombardeo de día”, en la mañana del domingo 28 de noviembre de 1937. Las consecuencias de estos dos bombardeos fueron cientos de heridos y 74 civiles muertos, muchos de ellos niños, al alcanzar las bombas varios refugios. Además, se produjo un importante número de bajas militares.