En un año marcado para la actividad comercial por la COVID-19, la Asociación de Empresarios de Alcobendas – AICA quiere que confiar en el comercio de proximidad de Alcobendas tenga un suculento premio y año más pone en marcha la campaña de comercio Yo para ser feliz quiero un jamón.

Hasta el 13 de diciembre los clientes que realicen alguna compra en el centenar de establecimientos adheridos entrarán en el sorteo de 30 jamones. El listado con todos los comercios participantes se podrá consultar en www.empresariosdealcobendas.com.

 

En la anterior edición, se realizaron más de 35 000 transacciones vinculadas a la campaña, cifra que se pretende igualar este año, siempre manteniendo las medidas de prevención de contagios vigentes. Yo para ser feliz quiero un jamón ha demostrado ser un reclamo eficaz y original para fomentar las compras en fechas próximas al periodo navideño, uno de los más importantes del año para el sector comercial, más si cabe en esta ocasión.