El Ayuntamiento de Alcobendas ha presentado esta mañana el Plan Integral de Movilidad de Alcobendas (PIMA) cuyo objetivo es concretar medidas  necesarias para mejorar la movilidad global de nuestra ciudad. El Plan revisa todos los actores que intervienen en la movilidad urbana de Alcobendas (personas, vehículos, vías, empresas, asociaciones…) para, tras la actualización del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Alcobendas, enfocar los esfuerzo en las propuestas más eficientes y de más fácil implantación a corto y medio plazo. 

 

El PIMA es un proyecto elaborado específicamente para nuestra ciudad, pensado para alcanzar los objetivos de sostenibilidad y para conseguir una movilidad más afable y eficiente. 

Se configura en nueve ejes: Calidad de vida, Investigación; desarrollo e innovación; Gestión del aparcamiento; Estacionamiento regulado; Transporte Público; Compartir Coche; Micromovilidad; Movilidad Interurbana, y Movilidad social. 

Plantea medidas concretas, puntuales, ejecutables en el corto plazo y que provoquen un rápido impacto positivo en los hábitos y en la seguridad de todos los usuarios de la vía pública. Entre otras, aparcamiento para empleados y residentes, lanzaderas para acercar a los trabajadores a sus empresas, impulso de la micromovilidad desde las zonas estratégicas, renovar las ordenanzas para evitar vehículos mal aparcados, creación de una plataforma de coche compartido… 

 
El alcalde de Alcobendas, Rafael Sánchez Acera, ha manifestado en la presentación que “nuestra ciudad es la tercera de España en facturación de empresas. Son muchas las personas que vienen todos los dias a Alcobendas para trabajar y o hacer negocio. Ello genera una gran movilidad. Son necesarias medidas para mejorar la movilidad y que Alcobendas, y la zona norte, puedan seguir aportando producto interior bruto, riqueza y trabajo a la Comunidad de Madrid”.
 
Miguel Ángel Arranz, vicealcalde de Alcobendas, ha destacado la importancia que tiene la colaboración y coordinación entre las administraciones, local, regional, nacional y europea, para alcanzar los mejores modelos de movilidad. Arranz ha apuntado que “el principal reto para Alcobendas, y para toda la zona norte de la Comunidad de Madrid, es conseguir el carril bus-VAO para la A-1”.
 

El concejal de Movilidad y Transporte, Aitor Retolaza, ha señalado que el PIMA “es un plan vivo con revisiones periódicas, transversal y con visión de futuro. En esta década se producirán los principales cambios en movilidad y Alcobendas estará preparada para afrontarlos y será pionera en la puesta en marcha de medidas innovadoras.”