El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Alcobendas fue ayer el escenario de la entrega de llaves de sus nuevas viviendas a 30 vecinos que ya pueden disfrutar de su piso a un alquiler tasado de menos de 442 euros al mes. El acto estuvo presidido por el vicealcalde de Alcobendas y concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Arranz, acompañado del segundo teniente de alcalde, Ángel Sánchez Sanguino, así como el gerente de EMVIALSA.

El Ayuntamiento de Alcobendas, a través de su empresa municipal EMVIALSA, ha construido y puesto en el mercado estas viviendas a través de un sorteo público. Los alojamientos se encuentran en el Distrito Norte, concretamente en la calle Teresa de Calcuta, y cuentan con una superficie de 50m2, dos dormitorios, trastero y plaza de garaje.

Los colectivos a los que se han destinado estas las viviendas son: jóvenes menores de 35 años, familias monoparentales, mayores de 65 años, víctimas de violencia de género, víctimas del terrorismo o personas divorciadas al corriente del pago de pensiones alimenticias. Se trata de unos alojamientos que no son susceptibles de ser vendidos, de tal manera que siempre formarán parte del patrimonio municipal y su adjudicación mediante alquiler, tendrá carácter temporal.

Miguel Ángel Arranz ha manifestado que se trata de los primeros 30 alojamientos dotacionales de los 500 que se construirán durante esta legislatura tal y como se comprometió el Ejecutivo de Alcobendas formado por PSOE-Cs en su pacto de Gobierno. “Somos un Gobierno que cumple y somos sensibles a la necesidad de contar con un gran parque de vivienda pública a precios asequibles que nos piden nuestros vecinos” ha señalado.

El vicealcalde ha añadido que “debemos evitar que nuestros jóvenes dejen Alcobendas por no poder pagar un alquiler, al igual que el resto de los colectivos a los que se destinan estas viviendas”, ha finalizado.