Más de 500 operarios de Seromal y Acciona en Alcobendas trabajan día y noche desde el jueves 7 para despejar de nieve las vías y accesos tras el temporal Filomena, una tormenta que ha colapsado media España y que ha afectado con especial dureza a la Comunidad de Madrid.

Para realizar todas estas labores se ha utilizado medio centenar de máquinas y vehículos, que han trabajado en turnos las 24 horas del día: tres quitanieves, una motoniveladora, dos palas de grandes dimensiones, nueve retroexcavadoras mixtas, una retroexcavadora giratoria, seis miniexcavadores, 20 camiones y cinco esparcidores de sal. Esta maquinaria conlleva el trabajo de unos 65 maquinistas y conductores en los diferentes turnos.

Servicio de emergencias

Distribuidos en diferentes turnos y días, cerca de 200 efectivos de la Policía Local y medio centenar de voluntarios del Servicio de Protección Civil han asegurado el correcto desarrollo de los servicios de emergencia. Entre otras actuaciones, han realizado medio centenar de traslados al hospital Infanta Sofía y balizado más de 60 zonas con peligro de caída de nieve y hielo acumulado en cornisas, balcones, alféizares, tejados o árboles. La Policía Local ha atendido llamadas de urgencia que han triplicado las que habitualmente recibe.

Es destacable la colaboración ciudadana. Muchos vecinos y vecinas han ayudado retirando nieve de la puerta de sus comunidades o comercios, entradas de garajes, entorno de sus viviendas… Propietarios de vehículos 4×4 se pusieron a disposición, desde el primer momento, ayudando a la Policía Local en tareas secundarias.

El Ayuntamiento está repartiendo sal a comunidades de vecinos, empresas y entidades de conservación. También ha repartido 500 palas para facilitar a los vecinos la retirada de nieve en sus comunidades.

El alcalde, Rafael Sánchez Acera (PSOE), y el vicealcalde, Miguel Ángel Arranz (Ciudadanos), han agradecido la colaboración y el comportamiento cívico mostrado por la ciudadanía de Alcobendas y han pedido mucha precaución y que se eviten los desplazamientos innecesarios, tanto en vehículo como a pie. Asimismo, han reconocido que la recuperación de la normalidad en la ciudad, con 54 kilómetros de calzada, es muy compleja y son muchas la labores que quedan por realizar.

Zona catastrófica

Los efectos de la tormenta de nieve y hielo han perturbado gravemente las condiciones de vida de la población de Alcobendas, provocando una grave afectación a los servicios públicos y a la actividad económica y social. Por este motivo, el Ayuntamiento solicitará al Gobierno de España la declaración del municipio como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil.