Los efectos de la tormenta de nieve y hielo,provocada por la borrasca Filomena, han perturbado gravemente las condiciones de vida de la población del municipio, provocando una grave afectación a los servicios públicos y a la actividad económica y social.

Por este motivo, el Ayuntamiento de Alcobendas solicitará al Gobierno de España la declaración del municipio como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, en el marco de lo dispuesto en el artículo 23 de la Ley 17/2015, del Sistema Nacional de Protección Civil.

DCIMPANORAMA100_0063DJI

Esta figura se reserva para aquellos casos en los que a causa de un siniestro se perturbe gravemente las condiciones de vida de la población, un área geográfica determinada, o cuando se produzca la paralización, como consecuencia del mismo, de todos o algunos de los servicios públicos esenciales.

De igual manera, el alcalde de Alcobendas, Rafael Sánchez Acera, solicita el apoyo y colaboración de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para la consecución de esta declaración. Además, desde Alcobendas se siguen solicitandomedios al gobierno de la Comunidad de Madrid para ayudar a paliar la situación en la ciudad. 

El Ayuntamiento de Alcobendas, desde la emisión de las alertas por temporal, ha movilizado todos los recursos disponibles para la normalización de la situación provocada por el excepcional temporal de nieve. Con más de 500 personas implicadas, junto a los cerca de 200 efectivos de Policía Local, medio centenar de voluntarios de Protección Civil y decenas de máquinas, se trabaja en turnos de 24 horas con el objeto de posibilitar la movilidad de los servicios de emergencia y el tránsito básico de la ciudad. La afectación económica, social y medioambiental provocada por esta situación justifica la declaración de zona catastrófica.