Cerca de 12.000 vecinos y vecinas de Alcobendas se van a beneficiar de la ampliación del servicio municipal de recogida neumática de residuos que el Ayuntamiento va a poner en marcha. Esto significa que serán 3.800 viviendas más, que se suman a las 9.550 actuales, ubicadas en Valdelasfuentes y Fuente Lucha. Supondrá una inversión de cinco millones y medio.

 

Esta semana, el alcalde de Alcobendas, Rafael Sánchez Acera (PSOE), realizó una visita a la Central de Recogida Neumática de Residuos de Fuente Lucha para interesarse sobre la nueva ampliación. Ha estado acompañado por una delegación del Ayuntamiento de Fuenlabrada, encabezada por su alcalde, Javier Ayala Ortega, para conocer el servicio y estudiar la implantación en su municipio.

“Este sistema permite, por un lado, liberar espacio en la ciudad y, por otro, facilitar el día a día a las personas, sin olvidarnos de que fomenta el reciclaje y la sostenibilidad. Los vecinos y vecinas que tienen implantado el servicio en sus viviendas tan solo tienen que depositar sus bolsas de basuras en las compuestas ubicadas en sus edificios y, desde ahí, van directamente a la central de residuos”, ha explicado el primer edil. Sánchez Acera también ha destacado “la apuesta del Gobierno municipal del PSOE y Cs por ampliar este sistema y hacer de Alcobendas una ciudad más limpia y eficiente”.