• Inmovilizan durante 5 segundos con menos carga que la batería de un coche y sin peligro para la salud.

La Policía Local de Alcobendas cuenta con dos nuevas armas de pulso eléctrico de última generación para actuar, en situaciones de violencia, con rapidez y seguridad. Estas armas producen una carga eléctrica de un amperaje muy bajo (0,04), por lo que no suponen ningún riesgo para la salud. Inmovilizan a la persona durante 5 segundos con menos carga que la batería un coche.

El objetivo de la adquisición de estas dos armas es dotar a la Policía Local de herramientas intermedias entre las armas de fuego y la popularmente conocida como ‘porra’. Tanto los mandos como los agentes se van a ir formando en su uso de manera inmediata. Las dos armas están dotadas de una cámara que graba la actuación en todo momento.

Además de en situaciones de violencia que requieran intervención urgente, este tipo de armas puede utilizarse en otros supuestos como intentos de suicidio o en personas alteradas por problemas psiquiátricos.

 

“Una policía segura, una ciudad segura, pasa por dotarla de todos los medios necesarios para alcanzar este objetivo”, ha dicho el alcalde.