El Hospital Infanta Sofía, el de referencia
para los vecinos y vecinas de Alcobendas y de toda la zona norte de Madrid,
requiere urgentemente de más recursos humanos y técnicos para poder atender
los ingresos y urgencias.

“El hospital vive una situación precaria que es inadmisible. Los propios
profesionales del centro han denunciado la saturación de las urgencias y la falta
de plantilla”, ha explicado la diputada socialista Pilar Sánchez Acera. “El personal
está desbordado y, teniendo en cuenta el incremento de los contagios de Covid,
la Comunidad de Madrid no puede mirar hacia otro lado. Es muy urgente que se
contrate más personal para el hospital”, añade.

El número de población a la que atiende el hospital del norte ha ido creciendo
paulatinamente desde que se construyera en 2008, sin que esto se reflejara
proporcionalmente en el aumento de la plantilla o en la apertura de plantas que
actualmente están cerradas, como la Torre 4. A este respecto, Sánchez Acera
ha criticado que “la presidenta Ayuso, en plena crisis sanitaria, se negó a abrir la
Torre 4 y las 16 camas UCIS del Hospital Infanta Sofía, pero sí habilitó hoteles o
el Zendal. Es incomprensible que la Torre 4 se mantenga cerrada a cal y canto.
Los municipios del norte no pueden esperar más su apertura”, ha aseverado.

Por su parte, el portavoz municipal del PSOE de Alcobendas, Ángel Sánchez
Sanguino, ha lamentado “el grave perjuicio que están sufriendo los y las
alcobendenses, con largos períodos de tiempo para ser atendidos en el hospital”
y que “este caos se extiende también a los centros de salud”. En una coyuntura
sanitaria como la actual “son intolerables los recortes y la falta de personal
médico. Y esta escasez es una prueba más de la incompetencia de los
responsables sanitarios de la Comunidad de Madrid, que están jugando con la
salud de los vecinos”, ha denunciado.