El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado de la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, y de la concejala de Chamartín, Sonia Cea, ha presentado esta mañana el proyecto de reurbanización que transformará el eje Joaquín Costa-Francisco Silvela, hasta hace un mes ocupado por el viaducto, en un bulevar que hará ganar al peatón un espacio de 5.420 m2, un 20 % más del existente ahora. Al mismo tiempo, se garantizará el papel fundamental que este espacio juega en la movilidad de la ciudad, asegurando su funcionalidad y la fluidez en la distribución del tráfico.

Los trabajos, que comenzarán a principios de 2021, supondrán una inversión de 10,6 millones de euros y tendrán un plazo de ejecución de nueve meses

La nueva ordenación hará ganar a los peatones 5.420 m2, al mismo tiempo que garantizará la fluidez en la distribución del tráfico

El proyecto incluye un carril por sentido reservado para el transporte público y un carril bici segregado con las máximas condiciones de seguridad

La remodelación prevé la creación de nuevos pasos peatonales que mejorarán sensiblemente la permeabilidad transversal de la zona

Se plantarán 330 nuevos árboles y se sustituirá el actual alumbrado por otro más eficiente de tecnología led.