El alcalde de Colmenar Viejo, Jorge García Díaz, participó ayer en la reunión del Grupo de Trabajo Técnico sobre el Ruido (GTTR) que se convoca desde 2009 para la recogida de propuestas e iniciativas sobre medidas de minimización del ruido en los municipios situados en el entorno del Aeropuerto de Barajas, donde trasladó la queja de los vecinos sobre el mayor tránsito de aviones y más percepción de ruido a su paso por el municipio.

Semanas antes solicitó la inclusión en el Orden del Día de un punto de análisis de sobrevuelos en el municipio para que los técnicos explicasen la evolución de la situación, y tras escuchar el análisis que hicieron, donde valoraron que no aprecian más vuelos ni menores alturas, solicitó la instalación de una estación medidora del ruido, como tienen municipios como San Sebastián de los Reyes o Tres Cantos, que permita saber con más exactitud cuál es el umbral de ruido que se produce y, si supera lo recomendable, que se tomen medidas correctivas.