La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y el delegado de Economía, Innovación y Empleo, Miguel Ángel Redondo, han inaugurado esta mañana la escultura Volvamos a comernos el mundo en homenaje al sector hostelero. El monumento, en forma de plato mordido y situado en la glorieta del Pintor Sorolla, tiene como objetivo impulsar e incentivar el consumo local, apoyando así a un sector muy golpeado por la crisis.

Durante su intervención, Villacís ha destacado “el esfuerzo que el Ayuntamiento de Madrid está realizando en apoyo a los sectores hostelero y comercial, desde facilitar al máximo los trámites para la instalación de terrazas hasta la puesta en marcha de Todo está en Madrid”, la web que el Consistorio ha puesto al servicio de los sectores más afectados por la crisis económica (hostelero, hotelero, turístico y comercial), mediante la que pueden contar con una mayor exposición online al tiempo que mejoran su negocio digital.

Redondo, por su parte, ha mostrado “su entera confianza en que el sector recuperará sus mejores cifras a lo largo del próximo año” y ha insistido en que desde “el Ayuntamiento de Madrid continuaremos promoviendo la creación de empleo y la generación de riqueza para la capital”.