El alcalde de Colmenar Viejo, Jorge García Díaz, ante el incremento exponencial de la incidencia del virus en el municipio ha remitido al consejero y al ministro de Sanidad la petición de incluir a todo el municipio en las zonas con restricciones de movilidad y medidas de carácter nacional, respectivamente.

Tras conocerse la semana pasada unos datos de incidencia de COVID-19 «preocupantes», con un ascenso exponencial en las dos zonas básicas de salud de Colmenar Viejo, en el informe de datos de ayer la situación incluso se acrecienta en la última semana, con incrementos en las dos zonas que superan el 50% y las dos zonas se encuentran en cifras que alcanzan en un caso, y superan con mucho el umbral fijado para tomar medidas de restricción más severas.

El regidor colmenareño manifiesta su preocupación por el empeoramiento de la situación en todo el país y ha pedido mas medidas contundentes como se hizo en marzo de 2020 para combatir el virus «siguiendo un procedimiento unificado porque es una gravísima amenaza para la salud de los españoles, hay muchas vidas en juego, y enormes riesgos de dinamitar la recuperación de un futuro de bienestar para los ciudadanos de todo el país».