La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha visitado hoy el dispositivo de test de antígenos que el Gobierno regional, la CEOE y CEIM han puesto en marcha en Mercamadrid, el “pulmón económico” de la región. Allí, ha destacado la importancia de ampliar la capacidad diagnóstica con cribados masivos, también en los lugares de trabajo, con el objetivo de detectar casos de COVID-19. “Con responsabilidad y estas pruebas estamos convencidos de que pronto sortearemos la crisis. Queda poco pero no nos podemos confiar en absoluto”, ha señalado.

La Comunidad de Madrid volverá a pedir al Gobierno central la posibilidad de realizar test en las farmacias y en las mutuas de trabajo, con “instalaciones perfectas para realizar estas pruebas con los recursos que el Ejecutivo autonómico les va a dar”. “Nos hace falta que se amplíen los lugares para realizar las pruebas y llegar a más rincones”, ha indicado Díaz Ayuso.

En el marco de esta estrategia serológica, la Comunidad de Madrid, a través del SUMMA 112, el Servicio de Urgencia Médica de la Consejería de Sanidad, se encarga de la organización del primer dispositivo sanitario de realización de test de antígenos en Mercamadrid. En este caso, esta acción está enmarcada en el programa Sumamos, puesto en marcha por el Gobierno madrileño junto a la CEOE y CEIM.