El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha participado hoy en la reunión informal de ministros de la Unión Europea, donde ha mostrado su apoyo al Acuerdo de Compra Anticipada de vacunas contra el Covid-19 de la Unión Europea. “Reconocemos la necesidad de tener una o más vacunas lo antes posible, es urgente minimizar el impacto de la segunda ola probable y recuperar la normalidad”, ha justificado.

Por otra parte, Illa ha defendido la necesidad de garantizar una distribución justa de las vacunas. “Los criterios para una distribución equitativa deben incluir la situación epidemiológica de cada país”, ha insistido.

También ha reivindicado que el Acuerdo incluya cláusulas de salvaguarda para aquellos casos en que la vacuna no se pueda usar, porque reciba una evaluación negativa de la Agencia Europea del medicamento o bien porque surjan vacunas más efectivas fuera del propio acuerdo.

Finalmente, Salvador Illa ha defendido el trabajo conjunto en el marco europeo como “la única forma de acelerar el desarrollo y garantizar la disponibilidad de la vacuna»

El ministro ha reconocido la necesidad de invertir en la capacidad de producción de vacunas, mientras la investigación aún está en curso y ha reivindicado “garantizar la transparencia de todo el proceso de adquisición y compra”.

En el encuentro, que se ha realizado de forma telemática, Salvador Illa ha mostrado la necesidad de crear “un marco regulatorio claro” para la adquisición y la adjudicación de contratos, así como para el contenido del contrato final que deberán firmar los estados miembros. Por ello, se ha mostrado partidario de que la Comisión Europea garantice que el proceso se lleve a cabo conforme a las normas aplicables de contratación pública comunitarias y de los estados miembros.