El Gobierno y los interlocutores sociales CEOE, CEPYME,
CCOO y UGT han suscrito hoy el primer acuerdo para la reforma del sistema
público de pensiones, cuyo objetivo, según ha subrayado el presidente del
Gobierno, Pedro Sánchez, es “garantizar el poder adquisitivo de las pensiones
actuales y las del futuro y asegurar la sostenibilidad financiera del sistema ante
el gran desafío que supondrá la jubilación de la generación del baby-boom”.

Principales medidas
Durante su intervención, Pedro Sánchez ha desgranado las principales
novedades que incluye este acuerdo entre Gobierno y agentes sociales.
En primer lugar, una nueva fórmula de revalorización para mantener el poder
adquisitivo de las pensiones.
En segundo lugar, se contemplan medidas para incentivar el acercamiento
voluntario de la edad efectiva de jubilación con la edad legal.
Y en tercer lugar, se fortalece la estructura de ingresos del sistema y la
culminación del principio de separación de fuentes respecto de aquellas
prestaciones y medidas cuya financiación no ha sido asumida todavía por el
Estado. Es decir, “el Estado apoya financieramente al sistema a través de los
Presupuestos Generales del Estado aportando al año en torno a 22.000 millones de euros.

Pedro Sánchez subraya que hoy damos un “paso crucial” para
nuestros pensionistas, porque “comenzamos a saldar una de sus
principales reivindicaciones, uno de nuestros principales
compromisos: la revalorización de las pensiones conforme al IPC, para
que los pensionistas nunca vuelvan a perder poder adquisitivo”.