• Irene Montero: “España debe ser, seguir siendo, un referente
    internacional de políticas públicas feministas. Debemos estar a la altura
    de las mujeres de nuestro país y de su movimiento feminista”.
  •  “Por ser mujeres” ha sido el lema elegido por el Ministerio de Igualdad,
    visibilizando las discriminaciones que sienten muchas mujeres a lo largo de las distintas etapas en sus vidas

 

El Gobierno, a través del Ministerio de Igualdad, ha
querido homenajear en el acto institucional del 8 de marzo de este año, a las
mujeres que han estado en primera línea durante la pandemia, mostrando el
firme compromiso del Gobierno con una España feminista, que avance
decididamente hacia la igualdad en todos los ámbitos de la vida y,
especialmente, en la corresponsabilidad de los cuidados.
“Por ser mujeres” ha sido el lema elegido por el Ministerio de Igualdad este 8
de marzo, queriendo destacar así la situación de muchas mujeres que viven
condicionadas por el hecho de ser mujer a lo largo de distintas etapas y
cotidianidades de sus vidas.


El mundo de la cultura ha tenido especial protagonismo en este acto, contando
con la participación de actrices como Itziar Castro, Silvia Albert Sopale, Daniela
Santiago o Maribel Vital, que han puesto voz a lecturas que reivindican la
igualdad real para las mujeres y la actuación musical de Ttukunak, así como la
proyección de distintos vídeos que dan visibilidad a la lucha feminista.

La ministra de Igualdad, Irene Montero ha homenajeado con sus palabras a
tantas mujeres que antecedieron a las actuales en la lucha por la igualdad
entre hombres y mujeres y que sin ellas no hubiéramos llegado hasta donde estamos actualmente.

Irene Montero, Ministra de Igualdad

Igualdad con hechos
El presidente del Gobierno ha destacado la importancia de las palabras en la
causa feminista, pero una palabras que deben venir seguidas de hechos y así,
ha enumerado medidas como la aprobación de los Presupuestos Generales
del Estado 2021 con perspectiva de género, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia con la igualdad de género como una de las líneas
primordiales de actuación, la recuperación del Ministerio de Igualdad con una
dotación de partida presupuestaria de 403 millones de euros, el salto de
gigante que se ha dado en la paridad institucional con un gobierno con tres
vicepresidentas y ocho ministras, un Senado y un Congreso presididos por
mujeres, una institución como la Guardia Civil, que por primera vez la dirige
una mujer o la aprobación del III Plan de Igualdad de Género de la
Administración General del Estado y el impulso y fortalecimiento de
organismos como el Instituto de las Mujeres, la Delegación del Gobierno contra
la Violencia de Género o el Observatorio de Igualdad de Género en la Cultural,
entre otros.
Por último, leyes aprobadas por el Gobierno e iniciativas legislativas como el
RDL de Igualdad Retributiva, la equiparación de permisos de paternidad y
maternidad, la subida del SMI, que afecta muy especialmente a las mujeres,
los 200 millones de euros destinados al Plan Corresponsables, que facilita la
conciliación, la aprobación del IMV, que beneficia especialmente a mujeres y
menores, el fomento de la igualdad con la Ley de Trabajo a Distancia y la
regularización de 15.000 trabajadoras del hogar, el Pacto de Estado contra la
Violencia de Género o la nueva ley de educación, LOMLOE, que apuesta por
un modelo de escuela inclusiva, no sexista, han sido destacados por el
presidente del Gobierno como lucha transformadora de una sociedad a la que
aún le queda un largo trecho por delante en la verdadera igualdad.