Reactivar el mercado, favorecer las ventas de arte y provocar el reencuentro entre los profesionales del arte contemporáneo han sido los objetivos que han impulsado la organización de esta edición excepcional de ARCOmadrid 2021. Unos objetivos que han centrado la apuesta de IFEMA MADRID por recuperar esta cita imprescindible para la dinamización del negocio del arte, para atraer a grandes coleccionistas de todo el mundo y para debatir sobre el futuro inmediato del arte. Y todo ello apoyado en los ejes esenciales de esta edición: calidad de los contenidos, internacionalidad y presencia de coleccionistas.

 

Galerías como José de la Mano; Thaddaeus Ropac; Albarrán Bourdais; Mayoral; Perrotin; Chantal Crousel; Mor Charpentier; Maisterravalbuena; Vera Cortês; Travesía Cuatro; Lelong; Elvira González; entre muchas otras, han celebrado el acierto de la convocatoria en un mes extraordinario como es julio, poniendo de manifiesto un buen nivel tanto de ventas como de calidad artística de la feria.

 

Reconectar con el coleccionismo

Más de 250 coleccionistas internacionales han acogido con entusiasmo la invitación   de ARCOmadrid, poniendo de manifiesto su especial interés por las propuestas artísticas de la feria y su compromiso con el arte contemporáneo. Procedentes de 23 países, principalmente de Bélgica, Alemania, Francia, Italia, Portugal y Estados Unidos, así como de Argentina, México, Colombia, Perú, Venezuela y Brasil, los participantes en el programa de este año han destacado espacialmente por su implicación, que se ha manifestado en numerosas compras.

Profesionales

La feria, que ha contado un año más con el compromiso de Los Reyes de España presidiendo su inauguración oficial, el pasado 8 de julio, ha sumado durante las tres primeras jornadas, dedicadas exclusivamente a profesionales, más de 20.000 personas que han visitado ARCOmadrid, en esta convocatoria que ha mantenido un aforo reducido para garantizar la seguridad de todos los participantes.