El tradicional mercado de belenes, adornos, objetos navideños y artículos de broma volverá este año a su ubicación en la plaza Mayor con un 50 % de los puestos, siempre que las circunstancias lo permitan. Desde hace más de 100 años, este mercadillo se ha convertido, durante las últimas semanas del año, en una cita obligada para madrileños y visitantes y en una actividad más con la que disfrutar de la Navidad. Además, este año su instalación contribuirá a fomentar el comercio y la hostelería de la zona, muy castigados por la crisis económica y sanitaria con motivo de la COVID-19.

El mercadillo de Navidad permanecerá abierto al público desde el 27 de noviembre hasta el 31 de diciembre y su horario será de lunes a viernes de 10:30 h a 21:00 h y los sábados, domingos y festivos de 10:30 h a 22:00 h.

Por primera vez y dada la crisis por la que está atravesando el sector, el Ayuntamiento de Madrid bonificará el 100 % de las tasas a los puestos del mercadillo de Navidad, lo que equivale a un importe cercano a los 12.000 euros.

Convivencia con la hostelería

Como novedad este año, las terrazas convivirán con los puestos del mercadillo en la plaza Mayor, lo que permitirá hacer una pausa para degustar las variedades gastronómicas de la zona. Para la correcta ubicación de ambas partes, las terrazas retrocederán 1,5 metros.