Madrid propone a los tablaos flamencos bien de interés general

78

El Área de Cultura, Turismo y Deporte, dirigida por Andrea Levy, planteará declarar los tablaos flamencos bien de interés general para la ciudad debido a la relevancia que tienen para Madrid y ante la grave situación que padecen como consecuencia de la COVID-19. Este nombramiento les permitiría, entre otras cosas, beneficiarse de una serie de medidas extraordinarias para garantizar viabilidad en estos complicados momentos.

Tras una reunión mantenida entre Andrea Levy y Manuel del Rey, presidente la Asociación de Tablaos Flamencos de Madrid, la delegada ha propuesto que estos establecimientos puedan funcionar como restaurantes hasta que vuelva el flujo de turistas internacionales a la ciudad. Los tablaos suponen un hecho diferencial y una fortaleza para Madrid respecto a otros destinos turísticos, ya que, como Capital Mundial del Flamenco, enriquecen su oferta turística y cultural. “El flamenco para Madrid es de especial significado como cuna y capital del flamenco», subraya Levy.

Según los propios datos de la asociación, en la ciudad de Madrid existían antes del confinamiento 21 tablaos flamencos que recibieron a más de un millón de personas durante el año 2019. Teniendo en cuenta que el gasto medio de cada turista en Madrid durante 2019 fue de 1.368 euros, según la encuesta de gasto turístico Egatur, este millón de personas generó un gasto en la ciudad de más de 1.368 millones de euros como contribución a la creación de destino turístico de la ciudad por parte de los tablaos flamencos de Madrid.

 

Plan Aplaude Madrid: 1,3 millones de euros para salas de música en vivo

En el transcurso de la reunión, Levy ha recordado que dentro del Plan Aplaude Madrid, que presentó hace unas semanas para que la ciudad no pierda su tejido cultural, destaca el Programa Especial de Ayudas COVID-19, dotado con 7,5 millones de euros, de los cuales 1,3 millones van destinados a las salas de música en vivo que incluyen los tablaos. El objeto de esta línea es ayudar a sufragar los gastos de suministro y de alquiler, desde marzo hasta septiembre, para colaborar en la supervivencia de los espacios culturales.

La justificación y necesidad de las ayudas COVID-19 del Plan Aplaude busca «que el eslabón más débil de la cadena no se rompa y puedan sufragar gastos de transición tras unos meses en los que no han tenido ingreso alguno”, destaca Levy./