La Comunidad de Madrid ha acordado la suspensión
de cualquier acto para festejar las campanadas de Nochevieja en plazas o vías
públicas de la región y sólo se podrá organizar cabalgatas de Reyes en recintos
acotados. La Dirección General de Salud Pública ha tomado estas decisiones con
el objetivo de evitar concentraciones en las calles de los municipios madrileños
que puedan favorecer la transmisión del COVID-19.


Como ha explicado hoy el viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19,
Antonio Zapatero, el Gobierno regional va a implantar a partir de mañana una
serie de medidas preventivas ante el coronavirus para que se puedan organizar
con seguridad algunas de las actividades navideñas que comienzan a
desarrollarse, a partir del puente de la Constitución y la Inmaculada, y que duran hasta la festividad de Reyes. La Comunidad de Madrid publicará mañana una
Orden en el Boletín Oficial regional (BOCM) que estará en vigor desde este mismo
sábado y hasta el próximo 7 de enero incluido.