La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado hoy la puesta en marcha de una estrategia integral de cuidados en el post-COVID “para atender a los pacientes que sufren los efectos prolongados de la enfermedad, a aquellos que requieren de una atención sanitaria específica”.

Díaz Ayuso ha señalado que el Gobierno regional va a incrementar “los recursos asistenciales destinados a prestar terapia ocupacional y tratar el deterioro cognitivo de estas personas, agudizado en muchos casos por la falta de contacto social y familiar” que han provocado los sucesivos confinamientos y restricciones de movilidad decretados con motivo de la pandemia.

Precisamente, las familias de estos mayores dependientes van a recibir un apoyo directo desde este programa a través de la implementación de una red de ayuda para abordar la nueva situación de sus allegados. Además, esta red les ofrecerá asesoramiento e información para que puedan identificar y manejar las situaciones que dificulten los apoyos que reciben los mayores dependientes en sus propios domicilios.

Este programa específico prevé aumentar las actuaciones que se llevan a cabo en los centros de atención diurna, incrementar las iniciativas en materia de servicios sociales para mayores que presenten secuelas provocadas por el coronavirus o fomentar el acompañamiento en las actividades de ocio con sus familias a través de programas de voluntariado. En la región hay actualmente más de 1,2 millones de personas mayores de 65 años, de las que más de 121.000 cuentan con una dependencia reconocida.