El Gobierno de la Comunidad de Madrid acudirá a los órganos judiciales para que avale las medidas de la Consejería de Sanidad relativas a la gestión de la crisis sanitaria como el mantenimiento de las restricciones de las Zonas Básicas de Salud (ZBS), con las que se quiere continuar tras decaer el Estado de alarma el próximo 9 de mayo.

Así lo ha explicado hoy el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, en la comparecencia que ha realizado junto al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la Real Casa de Correos para explicar las decisiones adoptadas por la autoridad sanitaria en la gestión de la pandemia una vez que finaliza este domingo el Estado de alarma.


Tras hacer un llamamiento a la “responsabilidad individual de los ciudadanos” en el cumplimiento de las normas emitidas por la Consejería de Sanidad, Enrique López ha explicado que, “ante el fin del Estado de alarma y la ausencia de una ley orgánica de pandemias renovada y eficaz”, a partir del día 9 los gobiernos regionales deberán solicitar el aval de la Justicia de todas aquellas medidas que impliquen la restricción de derechos fundamentales en sus territorios.

Ese es el caso, por ejemplo, de las limitaciones de movilidad fijadas en las ZBS, que, en el caso de la región, deberán contar con el visto bueno del Tribunal Superior de Justicia de Madrid o, en última instancia, del Tribunal Supremo.