La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha visitado hoy el avance de las obras del nuevo Hospital público de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, que ya se encuentra al 90% del total del volumen de la obra, y ha destacado a los 1.350 trabajadores que se esfuerzan para que “todos los madrileños y todos los españoles puedan disfrutar de un nuevo hospital público junto a un aeropuerto, en una ubicación inmejorable”. “Esto es marca España y demuestra cómo nuestros ingenieros y arquitectos son los mejores”, ha añadido la jefa del Gobierno regional.

La infraestructura, cuyas obras empezaron en junio y que se caracteriza por su polivalencia, permitirá al Servicio Madrileño de Salud estar preparado para afrontar, no solo un posible rebrote del COVID-19, sino para hacer frente a cualquier tipo de epidemia, emergencia o catástrofe, que pueda surgir en un futuro en cualquier parte de España, porque este hospital será de referencia nacional.

Mucho más que un hospital
La superficie total del nuevo hospital alcanzará los 80.000 metros cuadrados y estará dotado de tres grandes pabellones de hospitalización de 10.500 metros cuadrados cada uno, con más de 1.000 camas de hospitalización, organizadas modularmente en torno a controles de enfermería, y 48 camas para UCI y críticos. Además, contarán con tecnologías médicas avanzadas para ofrecer la mejor asistencia a los madrileños.

Por otro lado, sumándose a la parte asistencial, contará con un pabellón para almacenamiento y logística de casi 8.000 metros cuadrados y 12 metros de altura para su máximo aprovechamiento mediante robotización. Este será la sede del almacén central del Servicio Madrileño de Salud.