El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido recibido esta mañana por el rey Felipe VI en el Palacio de Marivent, Palma de Mallorca, donde han mantenido el tradicional despacho de verano.
El presidente ha informado al jefe del Estado sobre la emergencia sanitaria, la
evolución del COVID-19 en España y el resto del mundo, así como las emergencias
social y económica derivadas de la primera, que se están viviendo en los sectores
más afectados por el parón de la actividad económica, algunos de ellos, ha
apuntado, con gran peso en las islas Baleares y las islas Canarias.
En cuanto a política internacional, Sánchez ha reportado al rey sobre la reciente
Conferencia Internacional de Apoyo a Beirut y la Población Libanesa, convocada a
raíz de la trágica explosión que asoló Beirut el 4 de agosto, en la que el presidente
tomó parte el pasado domingo.


Sánchez ha expresado su confianza en el papel de las instituciones públicas como
garantía de respuesta al desafío que presenta la situación generada por la pandemia
el COVID-19 en nuestro país. “Cuanto más adversa es la situación, cuanto más
extraordinariamente compleja es la situación derivada de la emergencia sanitaria,
más importante es el normal funcionamiento de las instituciones públicas”
“La arquitectura institucional de nuestro país tiene que dar soluciones, que es lo que
espera la ciudadanía de sus representantes públicos, tiene que ofrecer un horizonte
de confianza al conjunto de ciudadanos y ciudadanas, y tiene que garantizar la necesaria estabilidad institucional para abordar los verdaderos desafíos que tiene
nuestra sociedad vinculados, especialmente, con la emergencia sanitaria, social y
económica derivada del COVID-19”, ha señalado.