La Comunidad de Madrid presenta la exposición Picasso. Pasión por la cerámica, un recorrido por la relación del artista malagueño con el medio cerámico, a través de más de 30 piezas. Se puede visitar en el Museo Picasso-Colección Eugenio Arias (Plaza de Picasso, 1. Buitrago del Lozoya) desde hoy, 12 de febrero, hasta el próximo 16 de mayo, con entrada gratuita.

Studio Lipnitzki_Pablo Picasso en el taller Madoura de Vallauris en 1948….jpg

La exposición, comisariada por los especialistas Salvador Haro y Harald Theil, aborda la creación cerámica de Pablo Picasso, en la que el artista supo situarse dentro de una tradición milenaria a la que contribuyó tanto para renovarla como para perpetuarla.

Pablo Picasso se interesó por la cerámica desde su adolescencia e hizo algunos ensayos en los primeros años del siglo XX. Fue a partir de 1947 cuando el artista realizó una gran producción de obra cerámica en la manufactura Madoura de Vallauris, en el sur de Francia, consagrándose a esta técnica casi en exclusiva hasta finales de 1948. Luego volvió a sus actividades habituales como pintor, grabador y escultor, combinándolas con la cerámica hasta 1971. Su producción se estima en unas 4.000 piezas, de las cuales 633 fueron objeto de ediciones de cerámicas múltiples.