Puerta del Sol se convierte en zona peatonal y libre de emisiones contaminantes

119

El Ayuntamiento de Madrid convierte en zona cero emisiones la Puerta del Sol a partir de mañana, jueves 20 de agosto, al transformar 5.546 metros cuadrados de calzada en tramo peatonal, incrementando así en un 50 % la superficie de esta zona destinada al peatón. En total, el Kilómetro Cero pasará a tener 16.751 metros cuadrados íntegros para los transeúntes, lo que equivale a algo más de dos campos de fútbol.

Esta actuación del Área de Medio Ambiente y Movilidad, que dirige Borja Carabante, entra en vigor este jueves con la publicación del decreto, y con ella se cumple con una de las medidas más importantes y simbólicas de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360, el plan con el que el Ayuntamiento de Madrid pretende cumplir con la directiva europea en materia de calidad del aire.

Con la peatonalización definitiva de la Puerta del Sol, un plan que anunció el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, el pasado 17 de septiembre, pasan a ser peatonales desde la calle Mayor a su paso por la Puerta el Sol; la calle Alcalá entre Sevilla y Sol; Carrera de San Jerónimo entre la plaza de Canalejas y el Kilómetro Cero; Espoz y Mina entre la calle de la Cruz y Carrera de San Jerónimo, y la calle de la Victoria entre la de la Cruz y Carrera de San Jerónimo. La calle de Esparteros sufrirá un cambio de sentido. De este modo, hasta casi 7.000 desplazamientos diarios de paso que se producían en el entorno de este enclave de la ciudad quedarán reducidos a cero, la mayoría, de taxis.

Sanciones de 90 euros por acceso indebido

El Ayuntamiento de Madrid convierte en peatonal la Puerta del Sol a través del decreto firmado por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, que entra en vigor este jueves y a través del descubrimiento de las nuevas señales específicas verticales y en la calzada específicas situadas en cinco puntos del entorno: en la calle del Correo; en la calle de la Cruz con Espoz y Mina; en Victoria con la Cruz; en el acceso de Alcalá con Sevilla, y en Mayor con Esparteros. 

No se situarán vallas para poder permitir la carga y descarga en la zona, pero habrá controles de agentes de la autoridad para evitar el acceso de vehículos privados. La entrada en la zona restringida acarreará una sanción de 90 euros.

Los 5.546 metros cuadrados que gana la plaza para los peatones están distribuidos en seis tramos de calzada del siguiente modo: 1.555 m2 de la Puerta del Sol; 1.448 m2 de la calle Alcalá; 945 m2 de la carrera de San Jerónimo; 817 m2 de la calle Espoz y Mina; 546 m2 de la calle de la Victoria, y 235 m2 de la calle Mayor.