El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha participado en la Cumbre virtual extraordinaria del G20, que ha convocado la Presidencia saudí a iniciativa de España, para hacer frente de manera conjunta a la crisis sanitaria y su impacto social y económico global.. Es la primera vez desde la Crisis Financiera Internacional que se convoca una Cumbre Extraordinaria de Líderes del G20.

El presidente Sánchez ha pedido, desde el Grupo de los 20, enviar un mensaje claro de que los líderes internacionales, en coordinación con organizaciones internacionales como la OMS, harán “todo lo que haga falta” para contener esta pandemia global y ofrecer soluciones multilaterales a sus consecuencias sociales y económicas.

Por ello, y bajo la premisa de que se trata de un shock global y por tanto requiere una respuesta global, Sánchez ha solicitado a los 20 una coordinación entre todos sin precedentes, robusta y a gran escala, basada en el espíritu solidario, para asegurar los equipos médicos necesarios y garantizar que las empresas no quiebren o que los trabajadores no pierdan sus empleos. En definitiva que “nadie quede atrás en esta lucha contra el coronavirus”, ha subrayado.

Sobre medidas sanitarias concretas, el presidente del Gobierno ha trasladado a los líderes globales que para España resulta prioritario acelerar el trabajo tanto científico como industrial para poder disponer de vacunas, métodos diagnósticos y herramientas terapéuticas lo antes posible. El presidente ha insistido en que la vacuna que se desarrolle debe ser accesible a un precio razonable para asegurar la inmunización de todos los grupos de la sociedad y en todos los países y evitar así que la vacunación suponga una carga financiera inasumible sobre los sistemas sanitarios.

En lo que respecta al impacto económico, Sánchez ha defendido una acción concertada a nivel global que transmita seguridad a los ciudadanos y confianza a los mercados en la estabilidad financiera y la recuperación de la actividad económica y del empleo. Con el mismo fin, ha pedido reforzar el sistema multilateral de comercio basado en reglas y evitar que las tensiones comerciales agudicen el impacto económico.

El presidente ha señalado además la necesidad de desarrollar políticas preventivas dotadas de fondos necesarios, y que podría traducirse en la creación de un fondo global de lucha contra las pandemias. Asimismo, Sánchez ha pedido reforzar la cooperación internacional para asistir a los países menos desarrollados y en vías de desarrollo, a través del apoyo de las instituciones financieras internacionales.