El teatro Adolfo Marsillach, TAM, mantiene su objetivo de difundir la cultura a todos los vecinos con dos importantes novedades en el inicio de la nueva temporada teatral, como son facilitar la accesibilidad de las personas con discapacidad auditiva y ofrecer de forma instantánea la información de la oferta cultural.

Para hacer más fácil la accesibilidad de las personas con discapacidad auditiva se ofrece el servicio de bucle magnético para los usuarios de audífonos o implantes auditivos o, simplemente, para personas con problemas de audición que quieran oír mejor la representación, ya que pueden escuchar el sonido amplificado a través de unos auriculares.

Las personas con discapacidad auditiva que utilicen prótesis dotadas de posición T, pueden escuchar el sonido de la representación mediante un sistema de frecuencia modulada conectado a un lazo de inducción individual.

Aunque el teatro cuenta con auriculares desinfectados antes de cada uso a disposición del público, por razones de higiene, es recomendable que los espectadores que vayan a utilizar este servicio acudan con los suyos propios.

También se han instalado unas pantallas digitales en la fachada del teatro, con el fin de presentar la información cultural en tiempo real, actualizada y haciéndola más dinámica y atractiva.

“Estas iniciativas”, concluye la concejala de Cultura, Tatiana Jiménez (PSOE), “son un paso más en nuestra política de integración y accesibilidad de todas las personas a la oferta cultural de Sanse; actividades y espectáculos sin barreras gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías de la comunicación”.