El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado ayer, con los votos a favor de los grupos municipales del Partido Popular, Ciudadanos y Mixto, la modificación de la Ordenanza de Terrazas y Quioscos de Restauración impulsada desde el Área Delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana dirigida por Silvia Saavedra, dependiente del Área de Gobierno de Vicealcaldía.

La anterior normativa, que data de 2013, no respondía a las necesidades del presente ni podía hacer frente a posibles escenarios en el futuro

Una nueva herramienta jurídica, las zonas saturadas, permitirá a la administración actuar de forma ágil conforme a criterios objetivos en zonas que así lo requieran

El endurecimiento del régimen sancionador para el hostelero infractor y la reducción del horario de cierre las terrazas favorecerán el descanso vecinal

Los planes de ordenación conjunta dotarán a las terrazas de armonía estética y de la posibilidad de adaptar las de un determinado entorno a sus circunstancias específicas

La nueva norma promueve la autorregulación del sector hostelero mediante la creación de la figura del responsable de terraza y la instalación de sonómetros en zonas saturadas