Ya se puede visitar de forma gratuita el Belén Monumental de San Sebastián de los Reyes que ocupa los Corrales de Suelta, el lugar para las reses durante los encierros de Sanse, convertido en una verdadera sala de exposiciones, un trabajo de transformación del espacio que empezó a principios de octubre y que ha supuesto más de 8.500 horas de trabajo.

El acto de inauguración este  jueves 1 de diciembre, estuvo presidido por el vicealcalde de San Sebastián de los Reyes, Miguel Ángel Martín Perdiguero (Cs), el presidente de la Asociación Local de Belenistas, José María Esteban, y Santiago Pilar Martín, párroco local de la Iglesia de San Sebastián Mártir desde 2007 hasta 2020, quien bendijo el Belén Monumental.

El belén de este año está lleno de sorpresas, no solo por las nuevas figuras y escenografías que la Asociación de Belenistas de San Sebastián de los Reyes ha preparado, si no por la disposición de las estructuras en diferentes alturas y la cantidad de cascadas y cuevas, que lo convertirán en el montaje más inmersivo y espectacular hasta el momento.

“El público podrá adentrarse y ser parte del decorado, como si se tratase de un personaje más. Además, hemos trabajado mucho con el agua, que con el sonido y las diferentes alturas desde donde cae, ofrece sensaciones maravillosas”, señala José María Esteban, presidente de la Asociación de Belenistas de San Sebastián de los Reyes.

Hasta 30 personas a diario han trabajado en el montaje y se ha empleado una gran cantidad de elementos para la construcción: más de tres toneladas y media de corcho bornizo, 8 bombas de agua, unos 18.000 tornillos, 500 figuras y más de 1.500 kilos de arena. En el montaje participan profesionales de la fontanería, carpintería, electricidad, decoración, escenografía y otros muchos voluntarios y voluntarias, que hacen de su trabajo un verdadero arte.