La Comunidad de Madrid ha renovado de forma progresiva toda la flota de recursos móviles terrestres propios con los que cuenta el SUMMA 112, el Servicio de Urgencias Médicas Extrahospitalarias, para atender las emergencias in situ, en la vía pública o a domicilio. En total se han destinado 17 millones de euros en 132 vehículos que son más visibles, menos contaminantes y con mejor equipamiento tecnológico.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha presentado hoy las novedades de las nuevas ambulancias de Soporte Vital Avanzado (SVA) para situaciones en las que existe un riesgo vital, también conocidas como UVI móviles; los nuevos Vehículos de Intervención Rápida (VIR), que también son SVA, y las nuevas Unidades de Atención Domiciliaria, destinadas a atender las urgencias directamente en las casas de los pacientes. Durante el acto, ha presenciado las maniobras de entrenamiento semanal de los profesionales de uno de los dos helicópteros medicalizados con los que cuenta la región y que completan la flota del SUMMA 112.