Consejo Ministros declara género Zarzuela Patrimonio Cultural Inmaterial

199

El Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta del ministro
de Cultura, Ernest Urtasun, la declaración de la zarzuela como Manifestación
Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, contribuyendo así a la
conservación y normalización del género, permitiendo que sea accesible tanto
para los interesados en su conocimiento como para el público en general.
El Real Decreto aprobado hoy por el Gobierno supone el paso definitivo de
protección, después de que el Ministerio de Cultura, a través de la Dirección
General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes, iniciara el procedimiento el
pasado 24 de julio.

El Consejo de Ministros declara la zarzuela como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial
La justificación de la declaración de la zarzuela como Manifestación
Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial viene fundamentada en la
originalidad, popularidad y transculturalidad de este género musical y teatral.

La zarzuela
La zarzuela es un género musical y teatral de origen español que nació en el
siglo XVII como espectáculo cortesano y que ha llegado hasta la actualidad tras
una intensa evolución. Transmitido de generación en generación, se ha
convertido en identitario de la cultura española por su versatilidad a la hora de
recoger distintos contenidos y estilos musicales.
Sus características musicales únicas, fruto de la hibridación con la música
popular, han trascendido el ámbito escénico para permear en el imaginario
colectivo, que ha hecho suyo este repertorio y lo ha utilizado de formas diversas,
desde la interpretación de los números más aplaudidos por bandas musicales
en conciertos al aire libre hasta su interpretación por grupos de aficionados
especializados en este género.
El Consejo de Ministros declara la zarzuela como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial

Además de su valor musical, su vinculación con los temas cotidianos y
populares y su recreación constante por la comunidad han conseguido que se
sienta como una expresión integrante del espacio cultural común y vivencial. De
hecho, muchos de sus personajes, melodías y textos se han acabado
convirtiendo en expresiones, dichos o refranes populares.
Por otra parte, su extensión por el mundo hispano, con una producción
específica muy importante, la convierte en un testigo de la diversidad de pueblos
que componen el acervo identitario de la hispanidad.
Sin embargo, la zarzuela se enfrenta a múltiples riesgos y amenazas, como la
escasez de obras contemporáneas, el problema en el relevo de intérpretes, el
envejecimiento de la edad media del público y la dificultad en atraer a las nuevas
generaciones, así como la escasa representación de zarzuelas dentro de los
ciclos musicales. En este sentido, su declaración como Manifestación
Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de España contribuye a su
consideración social, al interés del público general y a su salvaguarda frente a
los riesgos a los que se enfrenta.
La Ley 10/2015, de 26 de mayo, para la salvaguardia del Patrimonio Cultural
Inmaterial establece que corresponde al Ministerio de Cultura, en colaboración
con las comunidades autónomas, la salvaguardia del Patrimonio Cultural
Inmaterial mediante la Declaración de Manifestación Representativa del
Patrimonio Cultural Inmaterial, además de regular el procedimiento de declaración.