El Senado, el Gobierno de Canarias y el Cabildo Insular han suscrito esta mañana la “Declaración de la Palma”, un acuerdo por el que la Cámara Alta aporta de un millón de euros de fondos propios para mejorar los servicios destinados a la salud mental de las personas afectadas por la erupción del volcán de Cumbre Vieja.

De izda a derecha, el presidente de Canarias Angel Victor Torres, el presidente del Senado Ander Gil García y el presidente del Cabildo Insular de La Palma, Mariano Hernández Zapata

El presidente del Senado, Ander Gil; el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres; y el del Cabildo Insular, Mariano Zapata, han rubricado esta colaboración en un acto celebrado en el Palacio Salazar que ha contado con la presencia, entre otros, de miembros de la Mesa y portavoces parlamentarios de la Cámara de representación territorial.

El acuerdo contempla la mejora de los servicios y prestaciones destinadas a la salud mental mediante la implementación de un programa específico residencial destinado a quienes requieren una atención altamente especializada.