Esgrima: un deporte noble que engloba arte, cultura y destreza

1906

esgrima1

Nuevo Imparcial.- Los primeros tratados de la esgrima se encontraron en España. Como deporte se origina en España con la famosa “espada ropera”, es decir, arma que forma parte del vestuario caballeresco. Como testimonio, se sabe que la princesa de Éboli, pierde el ojo en un accidente causado por su maestro de esgrima. A finales del siglo XIV se comienzan a ver en Europa manuales de esgrima. A  finales del XIX aparecen las primeras reglas de cada una de las armas de la esgrima  La esgrima moderna es un deporte que sigue las reglas y técnica que se  desarrollaron en su origen.  La Esgrima es el único deporte Olímpico creado en España. Los primeros Juegos  Olímpicos de la Era Moderna fueron en Atenas en 1896, fueron iniciativa de El Baron  Pierre de Coubertin. Desde esa fecha se han realizado cada cuatros años, menos durante la Primera y Segunda Guerra Mundial. En estos primeros Juegos la esgrima es representada por 4 países y 13 tiradores en la modalidad sable y florete. La modalidad de espada entra en los Juegos Olímpicos de Paris en el año 1900. A partir de 1906 se crean las primeras federaciones de esgrima y en 1913 la Federación Internacional, es a partir de este momento cuando se da forma a un  reglamento internacional para las competiciones. El esgrima es mucho más que el arte en sí, engloba una cultura, una forma de vida y pensamiento, es cuestión de destreza y sobre todo,  una tradición histórica que no se debe perder.

esgrima2

En la esgrima moderna se utilizan 3 armas: espada, sable y florete, todas ellas de El sable y florete pesan lo mismo 500 gramos, y la espada es un poco mas pesada

  • • El tirador tiene que tocar a su oponente.
  • • En florete la zona valida de tocado es el torso, por lo que las extremidades y
  • cabeza no son válidos.
  • • En espada vale todo el cuerpo.
  • • En sable el tocado valido va desde la cintura hasta la cabeza, incluidos los
  • • Normalmente el ganador es que llega primero a los 15 tocados, pero hay
  • muchas posibilidades.