La XXXV Campaña Antártica Española ha finalizado con el cierre de las bases antárticas (BAEs) Juan Carlos I y Gabriel de Castilla y la llegada del buque BIO Hespérides al puerto de Ushuaia (Argentina), tras casi cuatro meses de proyectos científicos.

La investigación de esta edición se ha centrado en dinámica de glaciares, geomorfología sísmica, volcanología, biometeorización de rocas, geodesia, aerosoles o ecología de pingüinos

Entre los proyectos de la campaña se incluye la instalación de una nueva red de vigilancia volcánica permanente en la Isla Decepción, que permitirá el seguimiento de la actividad volcánica en la zona en invierno. También se han acometido actuaciones para la mejora de las infraestructuras de las bases antárticas, como la instalación de un nuevo módulo taller en la BAE Gabriel de Castilla y un módulo para maquinaria en la BAE Juan Carlos I. Además, varios proyectos científicos españoles han desarrollado actividades en las bases antárticas de Uruguay y Corea del Sur.