El portavoz adjunto de UPYD, Javier Bezares, se ha mostrado hoy indignado ante las últimas noticias acontecidas en relación a los títulos académicos conseguidos por la clase política en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Tras el último escándalo que ha provocado la dimisión de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, ya son tres los que salpican a la universidad madrileña, “algo terrible y repugnante”. “Con Montón fuera Casado debe actuar ipso facto, porque ni es creíble que se sacase varios años de la Licenciatura en Derecho en unos pocos meses ni mucho menos que con un par de trabajos finiquitase un máster en la URJC. El bipartidismo está destruyendo la reputación de las magníficas universidades españolas”, ha declarado el joven magenta.

El número dos de UPYD ha recordado a los conservadores que casualmente los casos de Casado y Cifuentes se dieron en plena política de subida de tasas por parte del ejecutivo de Rajoy.

“Cuando el PP llegó al Gobierno de España impuso una subida de tasas lucrativa a los estudiantes que ha hecho que muchas familias tengan que hipotecarse para que sus hijos tengan que estudiar. Todo ello acompañado de una restricción del acceso a las becas que, a día de hoy, está costando solucionar”, recuerda Bezares. En este sentido señala que lo más llamativo es que las fechas coincidan, “parece que mientras se elevaban las tasas a casi el doble en comunidades como la de Madrid, el PP se hacía con la universidad a su antojo para engordar sus pobres currículos”.

Y añade que “es bastante lamentable que algunos hayan tenido que dimitir por supuestos hurtos de cremas y no por un fraude académico de esta índole”. Haciendo una clara alusión a la dimisión de la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

Javier Bezares pide a Pablo Casado “ejemplaridad y que asuma sus responsabilidades -en el caso de tenerlas- para limpiar el nombre de las instituciones universitarias de este país”. Considera que “Si Montón ha dimitido Casado no puede quedarse, es el mismo caso, no le encuentro las diferencias.

Por último ha anunciado que se reunirá con las asociaciones universitarias pertinentes para convocar movilizaciones y huelgas estudiantiles si no se reforma la Universidad para que esto no se vuelva a repetir, “quizás es el momento de profesionalizarla con oposiciones y dejarse de tanto ´dedazo´ que nos está destruyendo”, concluye.