Mi decisión de presentarme a Candidata a la Secretaría General de Podemos en San Sebastián de los Reyes obedece a mi convicción de que es necesario regenerar el espacio político de la izquierda en este municipio.

Hay muchísima gente de talante progresista, muchos activistas sociales que no se sienten identificados con los grupos políticos presentes en el Ayuntamiento y apuestan por una forma diferente de hacer política, más democrática, más transparente, más participativa y consecuentemente más honesta.

Son personas que participan en la defensa de la Escuela Pública, que luchan desde la combativa PAH para que todo el mundo tenga un techo para protegerse o desde la Plataforma en defensa de la Sanidad Pública para que se abra un nuevo ambulatorio o el aparcamiento del hospital.

Son los pensionistas que no cesan en sus concentraciones y manifestaciones para conseguir que se garanticen unas pensiones dignas. Son los que se oponen al maltrato animal, los que acompañan a las Marchas por la Dignidad o los que se manifiestan periódicamente contra la violencia machista.

Los que defienden el medio ambiente o una movilidad sostenible con transportes públicos suficientes. Son compañeros que desde distintos ámbitos defienden los mismos derechos, los derechos y aspiraciones de la gente decente y con los que nos encontramos en nuestras calles.

Todos ellos, y son muchos, necesitan un espacio común para que el cambio llegue al Ayuntamiento, y por ello es nuestro deber, sin usurparles su merecido protagonismo, contribuir con nuestras políticas a conseguirlo.

Por todo eso es necesario impulsar una nueva forma de relación con el medio ambiente en el que habitamos, reafirmar nuestro compromiso con el feminismo y con la defensa de la diversidad de las personas LGTBI porque nuestro compromiso irrenunciable es la construcción de una sociedad que garantice la igualdad real entre las personas.

La huelga feminista del pasado 8 de marzo, que sin duda ha marcado un hito en la historia de España, debe considerarse como una de las más firmes alternativas hacia el cambio político y social que en nuestro país viene impulsado por la lucha de las mujeres.

También es fundamental mantener relaciones y cooperación con el asociacionismo existente y con los sindicatos, que representan a los trabajadores organizados a nivel local, para una mejor defensa de los intereses colectivos.

Para conseguirlo hay que trabajar pegado al terreno, situando las necesidades colectivas vecinales en el centro de la política. Hay que tener en cuenta que la ciudad es un bien común donde desarrollamos nuestra vida, por eso el derecho a la ciudad es también un derecho colectivo.

Nuestra labor tiene que servir para impulsar y promover el asociacionismo vecinal en defensa de los intereses concretos que afectan a la calidad de vida de la mayoría de los ciudadanos, crear tejido asociativo es la mejor vía para defender los derechos colectivos.

En definitiva, nuestra actividad debe orientarse a construir una herramienta política que sepa generar confianza y sumar a otros hacia ese cambio. Que sea capaz de construir mayorías para aplicar nuestras políticas sin querer ser el todo. Si somos capaces de hacerlo estaremos articulando una nueva voluntad.

Marian González, candidata a Secretaria General de Podemos en S.S. de los Reyes