Receta Deportiva para pacientes oncológicos cumple un año en Sanse

520

El programa desarrollado por el Servicio de Deportes de San Sebastián de los Reyes y el Servicio de Oncología y Rehabilitación del Hospital Universitario Infanta Sofía, está de aniversario.

El Programa Receta Deportiva Hospital (RDH), actualmente con la tercera edición en curso, ya tiene programada la próxima que dará comienzo el próximo 3 de mayo de 2023.

Los pacientes, a criterio clínico de oncología del hospital, pueden realizar una práctica físico-deportiva adaptada, con las pautas indicadas a través del servicio médico del polideportivo Dehesa Boyal en constante coordinación con los facultativos del Infanta Sofía.

El programa RDH cuenta con un total de 72 plazas ofertadas y está estructurado con una duración de cuatro meses, con sesiones de tres días a la semana y un seguimiento personal durante el año posterior a la finalización de programa de los pacientes. Esta monitorización tiene como fin el apoyar su evolución y realizar el acompañamiento individualizado que necesitan para conseguir los objetivos principales del programa, que son:

  • Promover la adherencia a la práctica de actividad física
  • Instaurar buenos hábitos nutricionales y ergonómicos
  • Entrenar gestión emocional y autoliderazgo en el manejo de la propia enfermedad crónica desde la aceptación y la resiliencia.

Análisis de las tres ediciones desarrolladas

En base a las tres primeras ediciones del Programa Receta Deportiva Hospital, caben destacar algunos datos relevantes. En cuanto al perfil de los/as participantes cabe destacar que:

  1. El 73% son mujeres y el 23% son hombres.
  2. El 60,78% tienen una edad que va desde los 41 a los 60 años y el 39,22% engloba edades entre los 61 a los 75 años.

En cuanto a la satisfacción con el programa, según demuestran los formularios facilitados por los usuarios al finalizar cada edición, es de 4,76 puntos sobre 5, con respecto a la actividad docente y la atención en el servicio médico, y más de 4,40 puntos, en la valoración de las instalaciones y el resto de los servicios.

Respecto a la percepción de esfuerzo, evaluado mediante escala de Borg adaptada, el 87,93% ha considerado que la intensidad de la actividad ha sido óptima, parámetro que se ha considerado en cada una de las sesiones, para llevar a cabo las adaptaciones pertinentes por parte de los técnicos.