Unión Progreso y Democracia ha anunciado que utilizará la política fiscal del municipio para mejorar la calidad atmosférica del aire e implementar medidas concretas que reduzcan la emisión de gases tóxicos como ha solicitado el gobierno de la Comunidad de Madrid a todos los ayuntamientos.

 

A propuesta de UPYD, el Pleno Municipal estudiará bonificar el 75% del numerito del coche a vehículos eléctricos, extender a cinco años las bonificaciones para los coches nuevos y premiar con descuentos de entre el 60% y el 25% los seis primeros años de matriculación de un coche híbrido en Alcobendas.

 

Miguel Ángel Arranz, portavoz de UPYD, ha pedido “incentivar con la política fiscal la renovación de vehículos por otros menos contaminantes. Los altos índices de emisión de gases nocivos producen cardiopatías, infecciones respiratorias, obstrucciones pulmonares y, a medio plazo, cáncer de pulmón”. Además ha añadido que “en los Presupuestos de 2018 pediremos la renovación de toda la flota de vehículos municipales por coches de bajas emisiones para que el Ayuntamiento de ejemplo”.

 

Para sufragar estas ayudas, el Pleno Municipal de Alcobendas estudiará en paralelo un aumento de un 20% del Impuesto Municipal de vehículos para los turismos de mayor cilindrada y las motocicletas de más de 1.000 centímetros cúbicos, por ser los vehículos de mayor cilindrada los responsables del mayor volumen de emisiones.

 

Arranz también ha propuesto que los coches con clasificación ECO y CERO por parte de la Dirección General de Tráfico queden exentos del pago en la zona azul y zona de aparcamiento verde de la ciudad. “Son pequeñas ventajas muy fáciles de poner en marcha a nivel local y que ayudarían a reducir la emisión de gases nocivos a la atmósfera”, ha asegurado el concejal.