El Consejo de Ministros ha aprobado este
martes el Real Decreto por el que, a partir de mañana, 20 de abril, el uso de
mascarillas dejará de ser obligatorio con carácter general. La medida entraría
en vigor tras su publicación mañana mismo en el Boletín Oficial del Estado
(BOE).

Como ha explicado en rueda de prensa la ministra de Sanidad, Carolina
Darias, la altísima cobertura vacunal frente a la COVID19 y la actual situación
epidemiológica de nuestro país, han hecho posible la flexibilización de la
norma vigente hasta la fecha sobre el uso de las mascarillas; uno de los
elementos con mayor simbolismo de la lucha frente a la pandemia por el
coronavirus SARSCoV2.

Para proteger personas y entornos vulnerables, las mascarillas
seguirán siendo obligatorias en centros sanitarios, sociosanitarios y
en servicios y establecimientos sanitarios.

Entre las excepciones, se contempla que la mascarilla no será
obligatoria para las personas que se encuentren ingresadas en
centros hospitalarios cuando permanezcan en su habitación, y para
residentes de centros sociosanitarios.

Se mantiene la obligatoriedad de las mascarillas en el transporte.

En el entorno laboral, con carácter general no resultará
preceptivo el uso de mascarillas. No obstante, la evaluación de
riesgos será la que permitirá tomar una decisión sobre las medidas
preventivas adecuadas que deben implantarse.