La Comunidad de Madrid reforzará las enseñanzas de Formación Profesional con la incorporación de 600 nuevos profesores y la creación de 10.000 nuevas plazas en centros públicos para el próximo curso 2022/23. También se construirán a lo largo de 2023 cinco nuevas escuelas públicas que permitirán ampliar la oferta educativa con más de 1.000 plazas de esta etapa educativa. El vicepresidente y consejero de Educación y Universidades, Enrique Ossorio, ha hecho estos dos anuncios en el transcurso de un desayuno informativo organizado por la agencia de noticias Europa Press.

En el caso de la FP, se abrirán 362 nuevos grupos, 212 de primer curso y 150 de segundo, y se sumarán 10 nuevos institutos a esta modalidad de enseñanza en localidades con gran demanda como Aranjuez, Humanes de Madrid o Alcalá de Henares. Asimismo, otros dos Institutos de Enseñanza Secundaria se incorporarán a la red de Centros Integrados de Formación Profesional, el CIFP Barrio de Bilbao, de Madrid, y el Federica Montseny, en Fuenlabrada.

Construcción de cinco nuevas escuelas públicas 

El refuerzo en la primera etapa de Educación Infantil (0-3 años) se traduce en las cinco nuevas escuelas públicas que se van a ubicar en zonas de especial crecimiento demográfico de la capital y que van a significar la creación de 1.000 nuevas plazas públicas.

Novedades curso 2022/23

Ossorio también ha anunciado una ampliación del Programa de Acompañamiento y Apoyo Escolar (PAAE) que se desarrolla de 4º a 6º de Primaria, para ayudar a los escolares con mayores dificultades en el aprendizaje, multiplicando por dos el número de grupos de refuerzo para Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas, de 397 a 782, y alcanzando a casi la mitad de los centros públicos de la región. En el caso de Secundaria, el Ejecutivo regional también incrementará los recursos de otra iniciativa, el programa Refuerza, que pasará de 241 a 339 centros públicos que podrán acogerse.

Otra de las novedades previstas para el próximo curso será la reducción de las ratios de alumnos, uno de los proyectos anunciados por la presidenta Díaz Ayuso en su discurso de investidura, y que se llevará a cabo de manera paulatina. Su aplicación empezará en 1º del Segundo ciclo de Educación Infantil (4 años) disminuyendo a 20 el máximo número de estudiantes por clase.