La multinacional tecnológica GMV está haciendo pruebas en la Dehesa de Navalvillar de Colmenar Viejo para validar tecnologías con futuros viajes a Marte a través del proyecto GOTCHA de la Agencia Espacial Europea (ESA).

El año pasado la multinacional realizó en la dehesa colmenareña diferentes pruebas con LUCID, un robot espacial que exploró el territorio en busca de cierto tipo de rocas y de accidentes del terreno interesantes desde un punto de vista científico como entrenamiento para futuras misiones de exploración planetaria (Marte, Luna) que tendrán lugar a millones de kilómetros de distancia de la superficie terrestre.

 

Los resultados obtenidos hasta ahora se presentaron con éxito en la Segunda Conferencia Internacional sobre la preparación de la futura misión Mars Sample Return de la ESA, que tuvo lugar del 25 al 27 de abril en Alemania.

Mars Sample Return es un proyecto conjunto de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA, para traer a la Tierra muestras de superficie de Marte, que permitirán comprender mejor sus características y servirán de base para diseñar la infraestructura necesaria de cara a que los astronautas puedan viajar en el futuro hasta allí.