El alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, acompañado de las concejales de Vías Públicas y Centro, María José Ortiz y Lucrecia García han  comprobado los trabajos de la primera fase para la renovación de 4.500 metros cuadrados de aceras en el distrito Centro.

Esta renovación de aceras supone una inversión de medio millón de euros, aprobada por el Pleno el pasado mes de noviembre debido a la buena situación financiera de las cuentas municipales, dentro de un paquete de inversiones financieramente sostenibles por valor de 1.300.000 euros.

“Este nuevo pavimento tiene mucho mejor aspecto y, además, tiene la ventaja de que tiene una mayor resistencia frente a la suciedad. He comprobado con los comerciantes que el resultado es bueno y vamos a incluir nuevas actuaciones en los próximos presupuestos hasta que el distrito Centro luzca como se merece” ha destacado García de Vinuesa.

La vieja baldosa hidráulica, de gran porosidad y que dificulta su limpieza, se está sustituyendo por un nuevo adoquín, prefabricado de hormigón, al que se le ha dado un tratamiento especial en la superficie que le da mayor resistencia frente a la suciedad y menos adherencia a elementos como los chicles.

Aprovechando estos trabajos se ponen a cota todos los registros de la vía pública y se cambian las conducciones necesarias, antes de colocar la nueva baldosa.