El Ayuntamiento de Alcobendas regenerará el antiguo vertedero de residuos de la carretera de El Goloso para transformarlo en el Parque Forestal Fuente Lucha Nodo de Hábitats, un gran pulmón verde de 185.000 metros cuadrados que fomentará la biodiversidad y será un sumidero de carbono gracias a la plantación de más de tres mil árboles.

El Secretario de Estado de Medioambiente, Hugo Moran, el alcalde de Alcobendas Aitor Retolaza y el Vicealcalde, Rafael Sanchez Acera

El alcalde de Alcobendas, Aitor Retolaza, y el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, han presentado esta mañana este parque forestal que ocupará el noroeste de la ciudad, junto a la urbanización de Fuente Lucha, y formará parte de un gran corredor verde que unirá la Dehesa Boyal de San Sebastián de los Reyes con las futuras zonas verdes de Valgrande y el monte de Valdelatas. En la presentación han participado también el vicealcalde de Alcobendas, Rafa Sánchez Acera, la concejala de Medio Ambiente, Cristina Martínez, y la directora de la Fundación Biodiversidad del MITECO, Elena Pita.

Este proyecto prevé una inversión de 12 millones de euros hasta 2025, de los que el Ayuntamiento aportará 8,4 millones de euros y los 3,6 millones restantes provienen de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por la Unión Europea-NextGenerationEU, para fomentar actuaciones dirigidas a la renaturalización y resiliencia de ciudades españolas. Este parque forestal es uno de los 18 proyectos aprobados en la convocatoria de 2021 entre los 99 presentados como ha subrayado el secretario de Estado.

“Alcobendas es hoy la punta de lanza de esta línea de trabajo que impulsa devolver la naturaleza a los espacios urbanos, devolverle la naturaleza los vecinos de las ciudades. Promovemos un cambio de paradigma en la gestión del verde urbano y movilizar más recursos para promover no un acercamiento de la ciudad a la naturaleza sino un acercamiento de la naturaleza a la ciudad”, ha expresado Hugo Morán.

 

Esta actuación cumple cuatro objetivos: minimizar el impacto del antiguo vertedero en el entorno de Alcobendas, fomentar la biodiversidad tanto vegetal como animal junto a varias intervenciones artísticas, conectar este gran pulmón con la ciudad y fomentar un uso respetuoso y compatible con el medio ambiente y generar un gran sumidero de carbono potenciando el actual paisaje con la incorporación de sustratos herbáceos, matorrales, arbustos y árboles. En las próximas semanas saldrá a licitación la redacción técnica del proyecto de obra, cuyas obras podrían licitarse en el segundo semestre de 2023.

‘Nodo de Hábitats’

Forman parte de este proyecto tres grandes actuaciones. La primera, denominada Nodo de Hábitats, que es la seleccionada por la Fundación Biodiversidad dentro de las actuaciones para la renaturalización de ciudades españolas, tiene un presupuesto de 3.988.410 euros, de los que 3.608.315 euros (90,47%) provienen de los fondos europeos a través de dicha fundación. Restaurará por completo las 18 hectáreas del antiguo vertedero para crear un gran corredor verde, un gran eje forestal que conecte con la Dehesa Boyal o el monte de Valdelatas. Entre otras acciones prevé la mejora del sellado del antiguo vertedero, la aportación de 27.250 metros cúbicos de materia orgánica, la creación de hasta diez microcharcas y una gran charca artificial para recoger el agua de escorrentía y la restauración de las áreas más erosionadas. Para fomentar la biodiversidad, Nodo de Hábitats apuesta por habilitar elementos como hoteles para insectos, nidales colgantes y otros específicos para búhos y lechuzas, perchas pajareras y refugios para zorros, entre otros, además de la plantación de 3.336 árboles y 55.512 arbustos. Se pretende impulsar la actual diversidad de hábitats existentes en sus 18 hectáreas.

 

Accesos

Las otras dos grandes actuaciones en el Parque Forestal Fuente Lucha Nodo de Hábitats son financiadas al 100% por el Ayuntamiento de Alcobendas: los accesos así como una serie de dotaciones que faciliten un uso respetuoso, como una zona infantil de juegos, un mirador o un centro de interpretación.  “El Ayuntamiento va a financiar la totalidad de los accesos para conectar el parque con la trama urbana de la ciudad, incluso para personas con movilidad reducida. Queremos que esté conectado y sea lo más accesible posible, para todas las personas” ha destacado el alcalde de Alcobendas, Aitor Retolaza.

El proyecto prevé crear, en el norte de la Avenida de la Ilusión, un gran eje forestal de conexión con San Sebastián de los Reyes, su Dehesa Boyal y el parque de la Artillería, y el monte de Valdelatas en el otro extremo. Y más al sur, concentrar el tráfico de los visitantes al Parque Forestal en un itinerario accesible que salve un desnivel de unos 12 metros. Asimismo, se mejorarán los caminos actuales del parque para facilitar un agradable paseo por el mismo y se habilitará un carril bici en su interior. Este nuevo pulmón de la ciudad pretende responder a la accesibilidad universal, tanto la motriz como la cognitiva y sensorial, de modo que pueda ser utilizado por todas las personas con seguridad y comodidad.

 

Usos múltiples

El Ayuntamiento de Alcobendas pretende fomentar el uso compatible y respetuoso del Parque Forestal creando una zona de juegos infantiles en la zona sureste del terreno, muy próxima a la escuela infantil de Fuente Lucha. Será una zona con largos toboganes que salvarán el desnivel del terreno y donde se prevé también un circuito con agua y un área de juegos con troncos, pequeñas cabañas y arbolada.

“No es un parque urbano” ha remarcado el vicealcalde de Alcobendas, Rafa Sánchez Acera. “Nos hemos dado cuenta de que alrededor de la ciudad hay espacios verdes que pueden ser recuperados para disfrute también de los vecinos. Y la Fundación Biodiversidad ha valorado muy positivamente cómo ha unido esta zona natural recuperada a la trama urbana, a través de esa gran zona infantil en la entrada del parque” ha añadido el vicealcalde de Alcobendas.

 

En el punto noreste del parque se habilitará un mirador de 330 metros cuadrados de superficie en una gran plataforma de madera para que los visitantes puedan disfrutar de las bellas vistas que ofrece el paisaje en este punto: el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y los pueblos más cercanos.

Uno de los objetivos del Parque Forestal Fuente Lucha será el aprendizaje al aire libre. Por ello se instalará mobiliario específico para la realización de talleres de naturaleza y medio ambiente, así como mesas que permitan un espacio de recreo al visitante.

 

Sumidero de carbono

El Parque Forestal se configura como un gran sumidero de carbono natural con especies vegetales que fomenten la captación de contaminantes atmosféricos y permitan atenuar la isla de calor de la trama urbana. Se prevé un potencial de captación de CO2 de 59,82 toneladas por hectárea y año. Este espacio verde estará abierto a la participación público-privada mediante bonos de carbono o acciones de Responsabilidad Social Corporativa en más de dos hectáreas del terreno, en una franja situada al sureste del parque.

 

Participación ciudadana

El Ayuntamiento de Alcobendas pretende involucrar a todos los vecinos y vecinas y agentes sociales de la ciudad en este proyecto, de modo que puedan incorporarse propuestas ciudadanas al mismo. A partir del próximo mes de diciembre se podrá descubrir este parque en la web municipal con distintos juegos y actividades. Además, desde enero comenzarán a realizarse visitas y actividades lúdicas y de conocimiento del parque: juegos en familia, visitas lúdico-educativas para centros escolares, recorridos saludables, gimnasia para mayores y una carrera de orientación para todos los vecinos y vecinas de Alcobendas. Se crearán también espacios de participación ciudadana presencial, en formato laboratorio, para la recogida de propuestas, junto a expertos, el tejido social y los agentes sociales y económicos de la ciudad.

 

El proyecto está totalmente alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas para la Agenda 2030, los relacionados con el cambio climático y los ecosistemas urbanos sostenibles (11, 13 y 15) y con la educación  y economía circular (4 y 12) y puede convertirse en uno de los proyectos más emblemáticos del nuevo Plan Estratégico de la Ciudad Lidera Alcobendas 2030 .