Los vecinos del distrito Centro han estrenado en las últimas semanas nuevas aceras tras una inversión municipal que ha ascendido a medio millón de euros. Se han renovado 4.500 metros cuadrados de acera con un adoquín resistente contra la suciedad.

El alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, acompañado de las concejales de Centro y Vías Públicas, Lucrecia García y María José Ortiz, han visitado esta mañana las calles para comprobar el resultado.

La operación de renovación de aceras ha sido acometida por la empresa municipal Seromal en varias fases desde finales de mayo. En la Plaza del Pueblo se han instalado nueve bancos de madera para que los vecinos puedan seguir disfrutando de las mismas plazas que antes del nuevo solado

El nuevo adoquín prefabricado de hormigón que se ha utilizado cuenta con un tratamiento especial en su superficie que le aporta mayor resistencia contra la suciedad y por su baja porosidad tiene menos adherencia a elementos como los chicles, al contrario que la vieja baldosa hidráulica que se ha sustituido, que dificultaba su limpieza y mantenimiento.