Bath es una ciudad en el condado ceremonial de Somerset, en el sudoeste de Inglaterra. Está situada a 156 km al oeste de Londres y a veintiún kilómetros al sureste de Bristol.

Bath, Inglaterra

La población de la ciudad es de 83.992 habitantes (2001).1​ Le fue concedido el estatus de ciudad en el año 1590 a través de un decreto real de la reina Isabel I,2​ y posteriormente el de county borough (“municipio condal”) en 1889, lo cual le garantizó independencia administrativa del resto de Somerset.

Más tarde, Bath se convirtió en parte de Avon, cuando dicho condado fue creado en 1974. Desde 1996, con la abolición del condado de Avon, la ciudad ha sido el principal centro urbano de la autoridad unitaria de Bath and North East Somerset (“Bath y Noreste de Somerset”, B&NES).

Bath fue fundada como un complejo termal por los romanos bajo el nombre latino de Aquae Sulis (“las aguas de Sulis”), en 43 d. C., aunque la tradición oral sin ningún sustento sugiere que ya existía desde antes.3

Los romanos construyeron el complejo y un templo en las colinas adyacentes en el valle del río Avon, alrededor de la fuente de las aguas termales.4

Edgar el Pacífico fue coronado como rey de Inglaterra en la Abadía de Bath en el 973.5​ Tiempo después, se popularizó por sus aguas termales durante la Época georgiana, lo cual propició una gran expansión y dejó un reconocido legado arquitectónico georgiano para cuya construcción se utilizó piedra de Bath.

 

 

 

 

 

 

 

Bath fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1987.6​ La ciudad posee una gran variedad de teatros, museos y demás edificios de importancia cultural, lo cual ha contribuido a su desarrollo como destino turístico, recibiendo cada año más de 3,8 millones de visitantes de un día y un millón de turistas que pasan más tiempo en el lugar.7

Existen dos universidades (la Universidad de Bath y la Universidad de Bath Spa) y numerosos centros de enseñanza secundaria y superior.

Existe la posibilidad de que Bath haya sido el lugar en donde se desarrolló la batalla del Monte Badon (c. 500 d. C.) en la cual, según la leyenda, el Rey Arturo derrotó a los sajones.17​ La Crónica Anglosajona documenta la caída de Bath en manos de los sajones occidentales en el año 577, después de la batalla de Deorham.18

Los anglosajones la llamaron BaðumBaðan o Baðon, que significa “en los baños”; de allí procede el nombre actual de la ciudad.18​ En el 675Osric, rey de los Hwicce, estableció un monasterio en Bath.19​ Posiblemente el poema anglosajón The Ruin describa la apariencia del asentamiento romano en aquel entonces.15

El rey Offa de Mercia se apoderó de los terrenos del monasterio en el 781 y reconstruyó la iglesia, la cual dedicó a San Pedro.20​ Para el siglo IX, se había perdido el antiguo patrón romano en las calles y Bath se había convertido en una posesión real; Alfredo el Grande rediseñó el pueblo, dejando los terrenos del cuadrante sudeste para la abadía.15​ Edgar el Pacífico fue coronado como rey de Inglaterra en la abadía en el 973.5

En 1088, el rey Guillermo el Rojo concedió la propiedad de la población a Juan de Tours, médico personal de su fallecido padre, el rey Guillermo el Consquistador. Juan de Tours se convirtió en el obispo de Wells y abad de Bath.2122​ De acuerdo con la política papal de trasladar los obispados a sedes de carácter más urbano, movió en 1090 su sede de Wells a Bath, convirtiéndose en el primer obispo de Bath.23

Planeó y comenzó la construcción de una iglesia mucho más grande, que se convertiría en su catedral, junto a la cual se ubicaban un priorato y el palacio obispal.21​ No obstante, los obispos posteriores devolvieron la sede a Wells, aunque se mantuvo el título de Obispado de Bath y Wells.