La Comunidad de Madrid avanza en la tramitación parlamentaria de la Ley de Ordenación y Atención Farmacéutica tras superar hoy las enmiendas a la totalidad presentadas hoy en la Asamblea regional. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha defendido la norma aprobada en Consejo de Gobierno, que ha contado con una amplia participación ciudadana y 163 aportaciones particulares realizadas entre titulares farmacéuticos, personal de plantilla y usuarios.

Tal y como ha expresado Ruiz Escudero en la Cámara regional “se trata de un texto ambicioso que actualiza y mejora la normativa vigente potenciando el carácter asistencial de estas oficinas y el papel de sus trabajadores como agentes de salud”.

Esta ley garantiza que todos los ciudadanos tengan acceso a los medicamentos y potencia el protagonismo del farmacéutico. El proyecto impulsa una adaptación a los ritmos de vida y horarios del siglo XXI, con una garantía de atención de calidad y la incorporación de secciones como nutrición y dietética con el mantenimiento de las garantías de control.

Por ello la atención domiciliaria ofrecerá la dispensación de medicamentos y productos sanitarios con entrega informada en el domicilio por parte del personal de la oficina de farmacia. Se trata de una prestación destinada a usuarios dependientes con dificultad de desplazamientos.

Además, recoge la flexibilización horaria, con una franja fija y una variable de apertura, que puede llegar hasta las 24 horas del día para facilitar su adquisición. También regula los sistemas personalizados de dosificación que permitirán mejorar la adherencia y efectividad de los tratamientos, especialmente a los pacientes crónicos, polimedicados y dependientes.