El alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, y la consejera de Transportes de la Comunidad, Rosalía Gonzalo, han reclamado al Gobierno central que aclare si tiene previsto acometer la construcción de la variante de la A-1, tal y como se había comprometido el anterior Ejecutivo presidido por Rajoy.

“El cambio de Gobierno nos ha traído la aparente paralización de la A-1. Se trata de un problema que afecta al futuro y al bienestar de numerosos municipios del norte de Madrid y que también afecta a la economía de miles de empresas de la región. Es un problema muy serio que lleva demasiados años sin solución” ha explicado el alcalde de Alcobendas, García de Vinuesa, tras este encuentro.

Las informaciones más recientes que llegan del Ministerio de Fomento indican que el departamento que debe emitir la preceptiva Declaración de Impacto Ambiental (el Ministerio para la Transición Ecológica) para poder comenzar las obras ha pedido nuevos informes que pueden ralentizar esta nueva infraestructura.

” No es una buena noticia que un Gobierno paralice un proyecto imprescindible para el crecimiento económico de la región. Por eso el Gobierno regional va a pedir expresamente al Gobierno de España que siga con el compromiso del anterior Ejecutivo de Rajoy, porque no ha quedado claro cuál es su apuesta por el desarrollo y el crecimiento de la zona norte”,Ha señalado Castro

Ante las informaciones de finales de agosto de que el Ministerio para la Transición Ecológica pedía nuevos informes para la Declaración de Impacto Ambiental, el Ayuntamiento de Alcobendas solicitó ya el pasado 30 de agosto una reunión con el Ministerio de Fomento para conocer sus planes sobre la variante, que no ha obtenido respuesta alguna de momento.

La nueva infraestructura mejoraría la movilidad en una autovía saturada, con más de 140.000 vehículos a diario a la altura de Alcobendas, uno de los puntos de más tráfico de la región y del país.

El Ministerio de Fomento remitió en diciembre pasado los datos del proyecto, que prevé construir un nuevo tramo de 9,5 kilómetros entre el Eje del Aeropuerto, la M-12, y el kilómetro 26 de la A-1, a la altura de la urbanización Club de Campo.

Desde este punto y hasta la variante de El Molar se construirá un terecer carril y se ampliarán las vías de servicio, haciéndolas unidireccionales y con dos carriles por sentido. En total, un trazado de 23,2 kilómetros y una inversión de 288 millones de